Inicio de sesión

Registrate haciendo click

Si olvidaste tu clave, hacé click


Registro


Recuperar clave


#Nota

#Juan Espinosa: "Nunca le cerré la puerta al seleccionado"

#LadoB

Dio un paso al costado porque puso por delante sus objetivos profesionales por sobre los deportivos. En un principio fue una decisión indeclinable, pero hora Juan Espinosa cambió de parecer y espera en un futuro poder hacer las dos cosas juntas: trabajar y competir con el equipo nacional. Y hasta se animó a soñar con estar en carrera para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Ya no forma parte del plantel argentino y sus d√≠as transcurren en las oficinas de la empresa ALICORP. Su presente es diferente, pero a√ļn as√≠ sus respuestas relacionadas al seleccionado se realizan en primera persona. Claro, todav√≠a se siente parte y no est√° mal si se tiene en cuenta que defendi√≥ el arco nacional desde juvenil, etapa en la que fue campe√≥n del mundo en 2005.

Decisi√≥n. Esa es la palabra que utiliza en su vida Juan Espinosa, quien con 27 a√Īos eligi√≥ dedicarse de lleno a su trabajo tras haberse recibido de Licenciado en Administraci√≥n de Empresas en la UBA. A pesar de sus ocupaciones, no pierde de vista su gran pasi√≥n por el hockey y sigue firme defendiendo la valla de San Fernando, el club que lo vio nacer.

-¬ŅFue dif√≠cil, estando en el seleccionado, no descuidar los estudios?
-Los descuid√©, pero sabiendo que me iba a recibir. En 2003 empec√© la facultad y hasta el 2004 todav√≠a no me entrenaba con el junior, as√≠ que en ese tiempo met√≠ todas las materias que ten√≠a en la UBA. Al a√Īo siguiente, Pablo Lombi me cit√≥ para entrenarme con el Sub 21 durante tres meses y qued√© entre los convocados. Despu√©s fui titular para el Mundial de Rotterdam 2005. A partir de ese a√Īo, Cachito Vigil me llam√≥ para el mayor y con los viajes empec√© a meter menos materias. No porque me fuera mal, sino porque no ten√≠a tiempo para ir a cursar, ya que al mismo tiempo trabajaba. No me reprocho nada porque es lo que se dio y estoy contento. En el 2008 decid√≠ irme a jugar una temporada a Espa√Īa y al volver al pa√≠s me puse como prioridad la facultad. Despu√©s del Premundial 2009 en Quilmes, vino la Copa del Mundo, el Champions Challenge y empec√© a sumar torneos con Pablo Lombi. Mi prioridad era ser el primer arquero, pero nunca descuid√© los estudios. Sab√≠a que antes de los 27 ten√≠a que estar recibido. Mi objetivo deportivo y de vida siempre fue ir a los Juegos Ol√≠mpicos, mientras que al Mundial ya lo ten√≠a. Yo creo que si no hubiese ido a Londres, no s√© si ahora estar√≠a trabajando. Quiz√° hubiese seguido para cumplir ese sue√Īo. Se me dieron los Juegos Ol√≠mpicos, y aunque no me toc√≥ jugar, lo viv√≠ como uno m√°s de los 16. Lo disfrut√© al m√°ximo. Si de ac√° a un par de a√Īos todo cambia y puedo trabajar de manera flexible, lo ver√© con el tiempo y estar√≠a buen√≠simo tambi√©n terminar yendo a R√≠o de Janeiro 2016. Qui√©n sabe.

-¬ŅTe imaginaste alguna vez todo lo que ibas a vivir en tan pocos a√Īos?
-No, ni de casualidad. De hecho el 2002 fue un a√Īo bisagra para m√≠ porque jugaba al voley y al hockey en el club. Iba los martes, jueves y s√°bados a voley y mi√©rcoles, viernes y domingos a hockey. Ven√≠a con las escuelitas del seleccionado de Buenos Aires y fue ah√≠ cuando Pablo Lombi me llam√≥ para integrar el Sub 18 nacional. Justo ese a√Īo, despu√©s de un juvenil, me lesion√© el hombro y dej√© el voley para dedicarme a full a hockey.

-Cuando hablaste de los estudios dejaste entrever una mentalidad con objetivos claros, ¬Ņa qu√© se debe?
-La tuve desde mis 18 a√Īos. Hab√≠a una bajada de l√≠nea por parte de mis padres y el mismo Chiche Mendoza, mi t√≠o, quien me dec√≠a: ‚ÄúChe, nunca dejes de estudiar. No te vas a poder salvar la vida con el hockey‚ÄĚ. Me puse como l√≠mite de edad los 27 y justo coincidi√≥ con los Juegos Ol√≠mpicos, as√≠ que me cerraba por todos lados. Me recib√≠ en diciembre pasado, justo cuando est√°bamos jugando la Challenge en Quilmes. Fue ah√≠ cuando empec√© a buscar trabajo y lo encontr√© en la empresa donde
estoy ahora.

-Se te dio todo muy bien en lo deportivo y en lo laboral...
-Sí, la verdad es que si tengo que hacer un recuento de todo lo que hice, creo que cumpli casi todo. No me arrepiento de nada. Me hubiese encantado poder trabajar y a la par seguir con la Selección, pero ahora sé que no puedo. Nunca le cerré las puertas al seleccionado. Necesito entender la dinámica de lo que estudié y de lo que me gusta. Hasta que no le encuentre la mano a eso, no voy a poder hacer las dos cosas.

-¬ŅDiste un paso al costado pensando en que no volv√≠as m√°s?
-Cuando tom√© la decisi√≥n dije ‚Äúya est√°‚ÄĚ. Despu√©s tuve una charla muy linda con Franco Nicola, entrenador del seleccionado, y me hizo sentir muy bien e importante para el equipo. Me hizo tomar consciencia de no cerrar las puertas y pensar que en un futuro pueda volver.

-¬ŅC√≥mo se dio ese cierre con el plantel y el arranque con la empresa?
-Fue medio raro. Tuve las primeras entrevistas en diciembre. Y antes de viajar al Sudamericano de Chile en febrero de este a√Īo, me hicieron el examen psicot√©cnico y estando en el torneo me anunciaron que empezaba a trabajar el lunes posterior a la final. Ten√≠a que bajar del avi√≥n y al otro d√≠a ir a la oficina. Decid√≠ no decirle nada al plantel antes de la final, ya que s√≠ o s√≠ deb√≠a atajar por la lesi√≥n de Federico Bermejillo. Fue as√≠ que ese s√°bado son√≥ la chicharra y me cay√≥ la ficha de que se trataba de mi √ļltimo partido con el equipo. Estaba serio y Mati Gonz√°lez, quien era el √ļnico ah√≠ que sab√≠a lo que suced√≠a, me miraba de manera c√≥mplice. Me fui caminando para dejar mis cosas y me empec√© a emocionar. Se me empezaron a llenar los ojos de l√°grimas. Se los iba a decir en el vestuario, pero termin√© comentando mi decisi√≥n ah√≠ mismo. En el momento la pas√© muy mal. No pens√© que me fuera a quebrar tanto, pero fueron ocho a√Īos. La verdad, mucho tiempo.

-¬ŅC√≥mo reaccion√≥ el grupo?
-Algunos se emocionaron, otros me desearon muchos éxitos y otros me pedían que hiciera las dos cosas a la vez. Justo se dio que en este Sudamericano fueron muchos de mi camada y me gustó poder retirarme con chicos con los que pude salir campeón del mundo en 2005. Estoy agradecido
por eso. Me hubiese encantado despedirme en la Liga Mundial, pero no me lo iba a poder bancar.

-Igual, sostuviste que le dej√°s abiertas las puertas al seleccionado...
-Depende de si sigo en la empresa o si en el futuro el trabajo es flexible para poder manejar los tiempos. Depende de muchas cosas y por el momento es imposible con las nueve horas que tengo que cumplir. Mi trabajo es muy rígido en ese sentido.

-¬ŅQu√© cosas se extra√Īan?
-Extra√Īo mucho entrenarme a ese nivel. Tambi√©n terminar las pr√°cticas e ir a comer con los chicos
al río, estar una tarde libre e ir a jugar al tenis. Pero lo que más se echa de menos son los viajes, porque la pasás bárbaro. Más allá de que conoces lugares, el ambiente que se genera en cada gira es increíble.

-¬ŅQu√© rol cumpl√≠s en tu trabajo?
-Trade Marketing, que es el nexo entre marketing y ventas. Lo que hace es focalizar toda su fuerza
y sus acciones en el punto de ventas mismo. Es muy gracioso, porque cuando voy a reuniones con mi jefa, ella me presenta a los clientes diciendo: ¬ŅSab√≠an que √©l es ol√≠mpico?‚ÄĚ. Me divierte mi ocupaci√≥n y cada vez me van dando m√°s responsabilidades o m√°s cosas para hacer. Es un desaf√≠o en lo laboral.

-Todo parece indicar que resulta complicado estudiar y jugar al mismo tiempo, ¬Ņes as√≠?
-Sí, es muy difícil hacer las dos cosas al mismo tiempo. Pasa por los objetivos que te planteás. Yo
falté muy pocas veces por parciales, pero cuando me veía que estaba muy complicado, hablaba con el entrenador de turno y siempre me ayudaban para poder preparar los exámenes. Soy un agradecido con ellos. Muchas veces salía de entrenarme y tenía que cursar de una a cinco de la tarde y me dormía en las clases. Pasa que entrenarse demanda un esfuerzo físico muy importante entre las nueve y la una del mediodía. En más de una oportunidad me quedé dormido y me llamaron la atención. Salía y me lavaba la cara para volver a entrar. Pero se puede y no es imposible.

-El hecho de que un jugador del seleccionado piense en dejar el equipo por los estudios y el trabajo, marca la realidad del hockey local...
-S√≠, es amateur. Me encantar√≠a que la estructura fuera diferente y que en los diez a√Īos en el seleccionado tengas aportes, que seas reconocido... La realidad es que ten√©s que estudiar y dedicarte a lo profesional.

-No es tan f√°cil encontrar un caso como el tuyo, en el que la prioridad sea el estudio.
-Lo que pasa es que yo me form√© distinto. Estuve casi tres a√Īos en el seleccionado sin cobrar y cuando empec√© a hacerlo era muy poco el dinero. Termin√© el colegio y comenc√© a trabajar desde 2003 y hasta 2008 en American Express. En el 2005 arranqu√© con Cachito (Vigil). Viv√≠a a full entre facultad, seleccionado y trabajo. Dorm√≠a cinco horas por d√≠a. Como poder, se puede, pero es un esfuerzo bastante grande. No te dir√≠a que es un sacrificio, porque en realidad est√°s haciendo lo que te gusta. Si vos est√°s mentalizado en que se puede hacer todo, lo hac√©s. Reci√©n empezamos a cobrar bien cuando se cre√≥ el ENARD y en ese momento pude dedicarle tiempo al hockey, y tambi√©n a m√≠. Adem√°s, pude enfocarme en la facultad. Son muy pocos los que pueden vivir del hockey, los tocados por una varita. Estudiando y ejerciendo tu profesi√≥n pod√©s vivir muy bien. Lo bueno que me dio el hockey es el haber desarrollado el trabajo en equipo y aprender a hablarle a un grupo numeroso. Y eso es un plus que, por ah√≠, la gente que s√≥lo estudi√≥ no lo tiene.

-¬ŅAs√≠ es toda tu vida de planificada?
-Cuando me llam√≥ Cachito Vigil en 2005 me empec√© a organizar, porque ten√≠a mucho miedo de que me vaya mal en la facultad y recibirme con 40 a√Īos. No es que ten√≠a planificada mi vida de manera estricta, sino que se dio todo casualmente como lo hab√≠a planificado. Arranqu√© de una manera muy t√≠mida buscando trabajo y se dio, siendo una empresa importante la que me contrat√≥. Si no sal√≠a eso, por ah√≠ todav√≠a segu√≠a buscando empleo y entren√°ndome con el seleccionado. Todo se dio muy r√°pido y no estuvo planificado. Por m√°s de que yo dijera que a los 27 quer√≠a trabajar, todo depend√≠a
de alguien que me tome.

-¬ŅC√≥mo record√°s tu paso por el seleccionado?
-Como una de las mejores etapas de mi vida. No hay cosa comparable como representar a tu país. La sensación más linda que tuve fue escuchar el himno delante de otros 16 seleccionados cuando ganamos el Mundial Junior en 2005. También, en el top tres de grandes momentos, tengo el haber ido a una Copa del Mundo en India, la cuna del hockey, y el haber ido a los Juegos Olímpicos en 2012.

-¬ŅY el peor momento?
-No haber podido ir a los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 porque me agarró una peritonitis que me hizo perder casi 9 kilos. Me costó muchísimo volver a estar en forma y recuperar ese peso. Cuando quería volver a entrenarme, me lesionaba con un desgarro o una distensión. No haber ido a ese torneo para mí fue la decepción más grande que tuve como jugador. Porque es muy duro pensar que estás, pero en un momento te hagan chocar con la realidad y te digan que no estás en condiciones. Fue ese mismo día que Pablo Lombi me dijo que estaba afuera, cuando comencé a entrenarme pensando en los Juegos Olímpicos. Esa decisión no me hizo bajar los brazos, todo lo contrario: me preparé para llegar a Londres y por suerte lo complí.

-Por lo que te toc√≥ vivir, ¬Ņc√≥mo ves el futuro en el puesto?
-Hace poco est√°bamos entren√°ndonos con los arqueritos junior y la verdad que el rosarino Tom√°s
Rearte me gustaba mucho por su técnica. Le veo un muy buen futuro, al igual que el cordobés Tomás Santiago. Veo que hay futuro, si lo trabajan bien. La verdad que Argentina siempre tuvo buenos arqueros y no genera preocupación por ese lado. Por ahí me gustaría ver arqueritos más jóvenes en el torneo Metropolitano.

#Volver