Inicio de sesión

Registrate haciendo click

Si olvidaste tu clave, hacé click


Registro


Recuperar clave


#Nota

#A 20 a√Īos del primer t√≠tulo mundial

#Retro

El 18 de septiembre de 1993 el seleccionado junior argentino derrotó a Australia en la final de la la Copa Mundial de la categoría y se quedó con el oro que marcó el inicio de una nueva era en la disciplina nacional.

Si bien la historia grande del hockey argentino la empezaron a escribir los varones muchos a√Īos atr√°s, el primer hito de Argentina en el marco internacional lleg√≥ de la mano femenina y se dio hace ya dos d√©cadas con la obtenci√≥n de la Copa del Mundo Junior en Terrassa 1993.

Dirigidas por Rodolfo Mendoza, varias de juveniles que siete a√Īos despu√©s fundar√≠an Las Leonas estuvieron presentes y, sin imaginarlo, dieron el primer gran paso hacia lo que fue la revoluci√≥n y explosi√≥n de la disciplina en el campo de las mujeres del pa√≠s.

Con el √ļnico y gran objetivo de alcanzar las semifinales, las 16 chicas que vistieron la celeste y blanca en Espa√Īa hicieron su debut con un empate 2 a 2 frente a China. Luego perdieron el √ļnico partido en el torneo a manos de Alemania por 3 a 0, y en las fechas siguientes superaron Inglaterra (1-0), Espa√Īa (1-0) y Kenya (4-0). Las argentinas no hab√≠an jugado nunca con asi√°ticas y en la previa del torneo siempre la ve√≠an correr, hasta que les toc√≥ enfrentarlas y sufrirlas desde lo f√≠sico.

El seleccionado se present√≥ en aquel certamen con una importante base de jugadoras con experiencia en el plantel adulto. ‚ÄúEste equipo -coment√≥ su capitana Sof√≠a Mac Kenzie en un di√°logo telef√≥nico con El Gr√°fico- viene trabajando desde hace mucho tiempo para este torneo. Con Arnal (distinguida como la mejor arquera del campeonato), Bertoni, Castelli, Ferrari, Gambero, Grandoli y Oneto (goleadora de Argentina con 5 tantos) estuvimos compitiendo en Filadelfia, en la Copa Intercontinental, donde en mayores fuimos segundas de Alemania y nos clasificamos para el Campeonato Mundial de Irlanda ¬ī94. Adem√°s, fuera de la cancha, el grupo humano que se fue formando es muy bueno. Esto nos ayud√≥ para salir adelante en los momentos dif√≠ciles‚ÄĚ.

En la recta final de la competencia, las dirigidas por Mendoza jugaron con cinco defensoras, dos en el medio y dos delanteras. Y por temor a ser estudiadas, practicaron las jugadas de los cortos en el hotel que compartían con los varones -fue un Mundial mixto-.

Sorprendidas por haber alcanzado las semifinales y haber asegurado dos partidos en la pelea por una medalla y el podio, las jugadoras nacionales fueron por todo y, conscientes de la realidad del equipo, el cuerpo t√©cnico ide√≥ la estrategia a seguir para los √ļltimos compromisos. ‚ÄúLa semifinal ante Corea y la final con Australia fueron partidos similares. Son dos equipos muy fuertes y corren much√≠simo. Por esa caracter√≠stica les jugamos de contraataque y, por suerte, dio buen resultado. En esos dos encuentros apareci√≥ la capacidad goleadora de Oneto para definir de manera extraordinaria‚ÄĚ, analiz√≥ en aquel entonces MacKenzie.

Seg√ļn cita la cr√≥nica publicada por el diario P√°gina 12 al d√≠a siguiente de la haza√Īa deportiva, ‚Äúel equipo argentino se refugi√≥ desde el inicio del encuentro cerca de su arquera Mariana Arnal -la figura del partido- y apost√≥ en todo momento al contraataque‚ÄĚ. Mar√≠a Paula Castelli abri√≥ el marcador a los 17 minutos y despu√©s el rival ‚Äúse adelant√≥ a√ļn m√°s en el terreno y comenz√≥ a llegar cada vez con m√°s peligro, aunque paralelamente debi√≥ sufrir cada una de las r√©plicas del equipo argentino que tuvo la oportunidad m√°s clara de estirar la ventaja nuevamente en una jugada de corner corto, en la que Sof√≠a MacKenzie no pudo anotar. Luego de que Australia empat√≥ (41¬ī Morris), todo parec√≠a indicar que se deber√≠a llegar a los penales para conseguir una definici√≥n pero a diez minutos del final lleg√≥ el gol de Oneto (59¬ī) que fue festejado ruidosamente por los jugadores del equipo masculino que acababan de perder frente a Inglaterra‚ÄĚ.

‚Äú¬°Claro que dimos la vuelta ol√≠mpica, si somos las campeonas mundiales!‚ÄĚ, coment√≥ con euforia Sof√≠a poco despu√©s del encuentro. Aquel plantel, adem√°s, estuvo conformado por: Magdalena Aicega, Mariana Arnal, Jorgelina Bertoni, Gabriela Borio, Ximena Camardon, Julieta Castellan, Mar√≠a Paula Castelli, Silvia Corvalan, Mar√≠a Paz Ferrari, Anabel Gambero, Mar√≠a Grandoli, Vanina Oneto, Laura Perrone, Silvia Previgliano y Ayel√©n Stepnik.

El de Terrassa 1993 fue el primer y √ļnico t√≠tulo mundial en el historial nacional en la categor√≠a. Cuatro a√Īos antes, hab√≠an finalizado sextas en Ottawa (Canad√° 1989) y despu√©s obtuvieron el bronce en Seongnam (Corea del Sur 1997) y la medalla de plata en Quilmes (Argentina 2001), Boston (Estados Unidos 2009) y M√∂nchengladbach (Alemania 2013). El peor resultado en estos √ļltimos 20 a√Īos fue el quinto lugar en Santiago de Chile, en 2005.

#Volver